Alexis Ravelo

El viento y la sangre – M.A. West

El viento y la sangreEditorial: Navona (2013)

Colección: Navona Negra

Edición en papel: 144 páginas

Otros formatos: —

Título original: Wind and Blood (versión española y prólogo de Thalía Rodríguez y Alexis Ravelo)

SINOPSIS DEL EDITOR: Danny Morton viaja desde Chicago a Marksonville (Dakota del Sur) en busca de Lorna Moore, su viejo amor, de quien intenta obtener una nueva oportunidad. Piensa que en esta tares le ayudarán los veinte mil dólares que lleva en su maletín. Pero Morton ignora que Rudy Bambridge ha seguido el rastro de sangre que ha dejado tras de sí para hacerse con el dinero. Este es el arranque de una historia de alto voltaje en el que nada es lo que parece, escrita con la fría crudeza de los maestros del género.

RESEÑA: En Mayo de 2013, la editorial Navona publicó una novela perteneciente al género pulp que se presentó como rescatada del olvido por el escritor Alexis Ravelo quien, junto con Thalía Rodríguez, firmaba la traducción al castellano. En El viento y la sangre encontramos un relato perfecto de gánsteres de Chicago, sicarios, rubias cabareteras y localizaciones en anodinos puntos del Medio Oeste norteamericano; una magnífica novela de acción con violencia y sexo, tipos duros que sólo se comunican lo imprescindible (preferiblemente utilizando frases lapidarias llenas de sarcasmo) y malos con ese particular código de honor que tanto nos fascina a quienes nos gustan las historias de mafiosos. Un relato intenso, con capítulos cortos de bellísimos títulos y mucho ritmo narrativo.

Y, ahora, empieza el juego. Resulta que tiempo después de su publicación, el verdadero autor decide salir del armario y revelar su nombre: el mismísimo Alexis Ravelo. Desconcierto general, sonrisa de muchos e indignación de unos pocos (muy, pocos). ¿Qué es lo que quiso hacer Ravelo? ¿Cuáles fueron sus razones y propósitos? Lo ha explicado suficientemente en la prensa y en su blog, Ceremonias y también en una entrevista que tuvo la amabilidad de conceder a El Camino de Ítaca hace poco tiempo.

En primer lugar, quiso llevar a cabo un ejercicio de estilo: el de un escritor que, a pesar de no haber pisado los Estados Unidos en el momento de escribir la novela, domina el género con una perfección absoluta. La descripción de escenarios y personajes es magistral y lo puedo decir porque  conozco la zona, incluso -por increíble que parezca- la localidad de Peoria, en Illinois. El lenguaje austero y contenido que utiliza parece una traducción muy directa del inglés, con una cadencia y unos esquemas sintácticos que hacen del todo verosímil el pensar que el original se escribió en ese idioma. Y esto no es fácil, hay que saber mucho y escribir muy bien. Pero, además, el trabajo es completo. Ravelo creó una perfecta biografía de M.A.West haciéndole nacer en Cincinnati (Ohio) en 1923 y alumbró una espléndida bibliografía del autor con títulos tan sugerentes como Like a Deep and Blue Sleep, Sentimental Journey, Adam’s Heart, Too Slowly, Darling, o The Bambridge Course. En la contraportada de la primera edición -atención: pieza de colección- se incluyen extractos de reseñas laudatorias de revistas clásicas del género y algún crítico. Allí están las trampas que, por supuesto, eran muy difíciles de ver: La revista Spicy Detective había cerrado en diciembre de 1942, justo nueve años antes de que se “publicara” El viento y la sangre y el crítico que define a M.A. West como “un autor de gran calibre”, Kasper Gutman, no es otro que uno de los personajes de El halcón maltés.

En segundo lugar, con esta genial broma, Ravelo ha querido llamar la atención sobre la necesidad de mirar una obra literaria en sí misma y por sí misma, con independencia de las circunstancias del autor, librándola de las etiquetas promocionales y las casillas académicas. Como él mismo nos dijo: “intentaba provocar la reflexión acerca de la importancia o no de la personalidad, ese culto al autor que heredamos, creo, del Romanticismo. Digamos que quise volver a dar importancia al texto, que el libro primara sobre la personalidad del autor”.

Y a fe que lo ha conseguido.

Alexis Ravelo (Las Palmas de Gran Canaria, 1971) es también autor de La estrategia del pequinés (PremioDashiell Hammett 2013, entre otros), La última tumba (XVII Premio Ciudad de Getafe de Novela Negra), Tres funerales para Eladio Monroy, La noche de piedra, Sólo los muertos, Los días de Mercurio, Los tipos duros no leen poesía y Morir despacio. Además, ha escrito varios relatos breves e infantiles.

Entrevista a Alexis Ravelo

Entrevistamos al escritor Alexis Ravelo, autor de La estrategia del pequinés, La última tumba y El viento y la sangre (firmada como M.A. West), entre otras. Puedes leer la entrevista aquí.

Desde El Camino de Ítaca agradecemos al autor su tiempo y esperamos su nueva novela.

 

La estrategia del pequinés – Alexis Ravelo

La estrategia del pekinésEditorial: Alrevés (2013)

Colección: Novela Negra

Edición en papel: 320 páginas

Otros formatos: Kindle

SINOPSIS DEL EDITOR: El Rubio dejó de delinquir hace décadas, pero la grave enfermedad de su mujer le hace replantearse las cosas cuando Júnior, un distribuidor local de cocaína, le propone atracar al testaferro de sus jefes en Gran Canaria. Para organizar el asalto, no le costará seducir al Palmera, un parado de larga duración cuyo sueño es abrir un bar, y a Cora, una prostituta de lujo que sospecha cercano el momento en que se esfumen sus encantos. La estrategia del pequinés es mostrarse fiero y aprovechar cualquier despiste del adversario para atacar y huir. Eso será lo que hagan los protagonistas de esta novela cuando descubran que le han pisado la cola a un tigre y se vean inmersos en una persecución frenética en la que irán dejando un rastro sangriento. Parados cincuentones, escorts venidas a menos, narcos, policías corruptos y blanqueadores de dinero pueblan esta novela negra de alto voltaje, una dura historia coral sobre perdedores en la que lo importante no es saber quién es el asesino.

Alexis Ravelo (Las Palmas de Gran Canaria, 1971) ha escrito una magnífica novela de ritmo ágil y cinematográfico en la que la intriga no decae ni un sólo momento. A partir de un arranque espectacular, la acción nos traslada a una Canarias distinta, un lugar en el que, junto a la foto habitual de hoteles y playas, existen también los bajos fondos, la corrupción y el narcotráfico.

La estrategia del pequinés es una novela coral, con una galería de personajes -tanto los principales como los secundarios- sólidamente construídos, creíbles y con un indiscutible fondo de dignidad. El Rubio, el Palmera y Cora son tres perdedores a los que los vaivenes de la vida ponen en una situación límite, de la cual van a intentar escapar huyendo hacia delante al enfrentarse a una red criminal. Una guerra en la que las cartas están marcadas desde el principio pues, como ha dicho el autor, ¿a dónde vas en una isla después de haber pegado un palo? Ravelo nos muestra en su novela cómo la actuación de los personajes responde a motivaciones que cualquiera podría tener: una enfermedad grave, un despido a los cincuenta años o la voluntad de salir de una situación vital no deseada. Ravelo se pregunta cuáles son los mecanismos (existenciales, psicológicos) que pueden inducir a una persona a adentrarse en el mundo de la criminalidad. Durante la lectura, he recordado la película Un día de furia, en la que el protagonista -un anodino empleado de una empresa, con una vida gris y previsible- experimenta la misma transformación.

Merece destacarse la interesantísima evolución psicológica de Tito el Palmera, quien comienza siendo un cincuentón parado de larga duración abandonado por su mujer para llegar a convertirse en un tipo duro que, ante situaciones de gran presión, saca fuerzas que ni él mismo sabe que tiene y hace frente a los problemas sabiendo en todo momento lo que tiene que hacer y asumiendo el precio que va a tener que pagar por ello. Esa es la estrategia del pequinés: la de no acobardarse ante un enemigo claramente superior y aprovechar la sorpresa para atacar.

En esta novela de Ravelo, sabemos en todo momento lo que va a acabar pasando, pero lo que nos mantiene en vilo es saber cómo va a ocurrir el desastre. Como en toda novela negra hay violencia, pero es una violencia sin excesos, la estrictamente necesaria para transmitir al lector la realidad que viven los personajes.

La estrategia del pequinéses también una novela de amor: el amor crepuscular entre el Palmera y Cora. Un amor cuyos pilares más sólidos son la generosidad y la aceptación, sin exigencias o contrapartidas, pero no por ello menos intenso.

El final es agridulce y el mensaje optimista lo tenemos en el epílogo, donde vemos que no todo ha sido en vano y que algunos de los valores éticos de nuestros “pequineses” siguen ahí, inmarcesibles.

Alexis Ravelo es también autor de La última tumba, Morir despacio y Tres funerales para Eladio Monroy. Por La estrategia del pequinés ha sido galardonado con el Premio Dashiell Hammett a la mejor novela negra publicada en 2013.