Narrativa Alemana

La verdad y otras mentiras – Sascha Arango

La verdad y otras mentirasEditorial: Seix Barral (2014)

Colección: Biblioteca Formentor

Edición en papel: 309 páginas

Otros formatos: E-Book, Kindle

Título original: Die Wahrheit Und Andere Lügen; Traductor: Carles Andreu

SINOPSIS DEL EDITOR: Henry Hayden parece un tipo extraordinario: escritor de fama internacional, las mujeres suspiran por él y vive felizmente casado con Martha. Una situación idílica que cambia el día que Betty, su amante y editora, le confiesa que está embarazada. Este ligero contratiempo pone a Henry en un aprieto: ha llegado el momento de contárselo todo a su mujer. ¿O quizá no? Mentiroso compulsivo, elabora enseguida un astuto plan, pero cometerá un error fatal que cambiará su perfecta vida y la de cuantos lo rodean. Una vez que empiezas a mentir, ya no hay vuelta atrás.

La primera novela del conocido guionista Sascha Arango (Berlín, 1969) nos habla de cómo una vida, en apariencia perfecta, puede estar construida sobre una gran mentira. Henry Hayden, el protagonista, es un atractivo escritor a quien las ventas de su libro han hecho millonario. Hayden disfruta de una idílica vida junto a su mujer Martha y su perro Poncho en una maravillosa casa de campo. Todo tan perfecto que hasta salen en las revistas como iconos de un estilo de vida con el que sueñan la mayoría de los mortales.

¿Sí? Pues no. La verdad es que Henry Hayden es un psicópata con un pasado muy, muy oscuro. Un encantador de serpientes egoísta, manipulador y narcisista,  con una capacidad fuera de lo común para percibir el peligro y reaccionar ante el mismo con gran astucia y brillantez. Y, claro, baja la guardia y acaba cometiendo un terrible error que supone el punto de no retorno. Ya nos lo dice el autor en la novela: “Como guardián de tu recuerdo, no puedes distraerte nunca.” Y esta es la condena que los personajes como Hayden han de soportar a perpetuidad: “No habrá para ti confesión ni olvido.”

A Sascha Arango le ha interesado siempre la psicología de la mentira. Como ha declarado recientemente: “Mentir es un acto creativo, requiere muchos recursos cerebrales” (ABC.es, 29/09/14), por ello “la mentira es la cuna de la ficción” (Íbid.)

Así, a partir de ese error fatal, el castillo de naipes de Hayden se viene abajo y nos adentramos en una trama de intriga vertiginosa, giros inesperados y lectura ágil y muy entretenida. El punto de vista narrativo es el del protagonista, Henry Hayden, y de él se sirve Arango para introducir pequeñas dosis de humor negro que encajan perfectamente en el personaje que, como buen psicópata, carece de empatía.

Con respecto a los demás personajes, merecen ser destacados el director de la editorial, Claus Moreany, que trabaja más bien poco y Betty Hansen, la editora y amante de Hayden, que no edita casi nada. También la secretaria, Honor Eisendraht, con aficiones esotéricas y el simple y mediocre policía Jenssen. Hay algunos personajes que, en mi opinión, podrían haber dado mucho más juego si se les hubiera dejado: Martha -una mujer fascinante-, Awner Blum -el policía jefe de Jenssen- y Gisbert Fasch -que podía haber hecho mucho daño a Hayden… Hay que mencionar también dos personajes pertenecientes al reino animal y que ocupan un lugar destacado: la comadreja que habita en la buhardilla -un trasunto de la conciencia de Hayden- y el perro Poncho, un hovawart negro que sabe muy bien quién es en realidad su amo.

Ha dicho Sascha Arango que la mentira es la cuna de la ficción. Y por ello, el escritor -sobre todo en una historia trepidante como es la que nos ocupa- ha de tener especial cuidado para que no le ocurra lo que a Henry Hayden: no se pueden descuidar los detalles. Además de haber observado algunas trampitas en la trama (como los innecesarios nudistas del acantilado) y algún deus ex machina (como la aparición de la cartera de Fasch en el coche de Hayden), leemos en la página 37 que la última novela de Martha tiene 54 capítulos y, sin embargo, en la página 54 se nos dice: “Martha subió antes de lo habitual para terminar el capítulo 24, que cerraba la novela…” También, en la página 15 leemos que la esperanza de concebir un hijo con su mujer es lo que había impedido que Hayden se esterilizase y luego, por dos veces, se nos dice que Hayden nunca había querido tener hijos (páginas 17 y 40). Y por último: si Obradin muere en la página 277 y en presencia de Hayden, ¿cómo es posible que reciba una postal un año después de la desaparición de Hayden (página 309). La verdad es que la mentira y la ficción son empeños harto difíciles…

Y la traducción de Carles Andreu, impecable.

Nota: Desde El Camino de Ítaca queremos agradecer a la Editorial Seix Barral el envío de un ejemplar de la obra para su lectura y reseña.